Boby Jones, un golfista de todos los tiempos

“El golf de alta competición se juega principalmente en un campo de cinco pulgadas y media: el espacio que hay entre tus orejas.” Es una de las frases más características de Robert Tyre Jones, más conocido como Bobby Jones. Nació en Atlanta el 17 de marzo de 1902. Un golfista que jamás se consideró como un profesional porque se tomaba su deporte como un hobby y no como un trabajo. Ganó tres veces el Abierto Británico y cuatro veces el US Open. Con solo 23 años y sin dejar de ser amateur, ya le consideraban como el mejor jugador de todo Norteamérica. Ya era historia viva del deporte.

Era un jugador calificado como perfeccionista. Su rival era él mismo. Se sometía a una gran presión psíquica en cada torneo para intentar superarse. Destacaba por su temperamento, a veces llevado a extremos. Arrojaba con ira los palos cuando no le salían las jugadas o cuando veía que los jueces no penalizaban ciertas jugadas. Llegó a ser suspendido por su arrogante comportamiento. En 1923 llegó a ganar 13 de los 21 torneos que disputó, pero 1930 fue su año.

La victoria fue siempre ligada a su nombre. Se alzó tres veces con el Abierto Británico, cuatro con el US Open y una vez con el Campeonato Británico Amateur. Se acostumbró muy pronto a ganar. Con tan solo 6 años se adjudicó su primer torneo en el East Lake Country Club, sin haber recibido previamente ninguna clase de golf. Con 14 años fue el jugador más joven en disputar con opciones el Campeonato US Amateur. Los cronistas del momento se asombraban de la calidad de su golpeo. Quienes le vieron jugar hablan de un perfecto balanceo en su swing y de un ritmo excepcional. Quizá lo conseguía porque sólo se dedicaba a jugar al golf tres meses al año.

Bobby Jones empleaba una varilla de acero para jugar, algo que ahora es normal pero que por aquel entonces era toda una innovación que pronto sustituiría a los palos de madera que se venían usando. Su nuevo concepto de golf le llevó a asesorar a la empresa Spalding en la construcción de palos. Rechazo 200 modelos antes de aprobar un juego de palos óptimo para su juego. También comenzó a designar a cada palo por un número en lugar de los antiguos nombres escoceses. Una novedad convertida en estándar en nuestros días.

En lo personal, era hijo de un acaudalado y prestigioso abogado. Tuvo una infancia marcada por su enfermedad, no pudo comer sólido hasta los 5 años. En 1924 contrajo primeras nupcias con Mary Malone y tuvo 3 hijos. Es el creador del famoso Masters de Augusta y del campo donde se disputa. Y es que Jones también destacó por ser un gran diseñador de campos. Su fama alcanzó tales cotas que la Warner Brothers le contrató para ser el primero en filmar 12 cortos educativos sobre golf. Modesto, con un gran sentido del humor y espíritu generoso, Bobby Jones destacó sobre todo por ser un verdadero gentleman.

Es uno de los golfistas más reconocidos de la historia, y eso que se retiró cuando tan sólo tenía 28 años y en la cima de su carrera, ganando cuatro majors esa temporada. Acompañó su excelente juego con una completa formación académica. Se licenció en Ingeniería por la Universidad de Georgia, en Literatura inglesa por la Universidad de Harvard y en Derecho por la Universidad de Emory. Toda su vida ejerció de abogado, a pesar de estar marcando una época en el golf. Además desarrolló su buena pluma escribiendo libros de golf y su autobiografía que tituló “A lo largo de la calle”. compartió sus conocimientos profesionales dando clases a los jóvenes talentos. No es de extrañar que se ganara el cariño de la gente.

Cambió el campo de golf por el campo de batalla en 1942. Fue capitán del ejército norteamericano durante la Segunda Guerra Mundial y tomó parte del desembarco de Normandía. En 1948 le diagnosticaron una rara enfermedad del sistema nervioso central, siringomielia, que causa primero dolores y luego parálisis, por lo que nunca más pudo jugar al golf. Tras 22 años de sufrir dolores, murió a la edad de 69 años, el 18 de diciembre de 1971. Fue enterrado en el cementerio de Oakland. Entre otros legados nos dejó garbadas algunas de sus clases magistrales.

La estela de Bobby Jones es alargada. En 2004 se estrenó una película sobre su vida, un film titulado “Bobby Jones, la carrera de un genio”. En la actualidad, una firma original suya está a la venta en una casa de subastas americana por 6500 dólares. Como no podía ser de otra manera, su nombre está inscrito en el Salón de la Fama del Golf Mundial.

Escucha el reportaje pinchando aquí con los comentarios de la periodista María Acacia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s